martes, 16 de noviembre de 2010

CEO



Si ser un “manager” (/'mænɪdʒə(r)/) o un “chief” (/tʃɪ:f/) mola, imagínense, teniendo en cuenta lo cool que son las siglas y los acrónimos, que en nuestra tarjeta de visita aparezcan las letras “CEO”, del inglés “chief executive officer” (/tʃɪ:fɪg'zekjʊtɪv'ɒfɪsə(r)/). En realidad, si escribimos “consejero delegado”, “director ejecutivo”, “ejecutivo delegado”, “jefe ejecutivo”, “presidente ejecutivo”, “principal oficial ejecutivo”, “director general”, “primer ejecutivo”, etc. es más probable que los demás se enteren mejor de cuál es nuestro puesto de trabajo que si nos rendimos a la tentación de la pedantería de poner “CEO”, pero qué más da: lo importante son las apariencias.

No hay comentarios: