martes, 5 de octubre de 2010

Espídico


Término derivado del inglés “speed” /spɪ:d/, que a su vez es el nombre callejero de la “anfetamina” y sustancias similares. Se utiliza para referirse tanto a la persona que ha tomado este tipo de droga sintética y está experimentando sus efectos, como a la que actúa de manera nerviosa, alterada y con mucha energía, por analogía con dichos efectos. En castellano podríamos utilizar términos como “azogado”, “alterado”, “activo”, “turbulento”, “alborotado”, “febril”, “desasosegado”, “movido”, “agitado”, “eufórico”, “nervioso”, “excitado”, “inquieto”, “intranquilo”, “revuelto”, “acelerado”, “convulso”, “perturbado”, “bullicioso”, “exasperado”, “tenso”, “desazonado”, “tumultuoso”, “ansioso”, “desquiciado”, “atolondrado”, “alocado”, “aturdido” o “desbocado”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Malditos periodista.

Acogotado en su área, empujando por un Ribéry espídico, ..."

http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2013/08/30/futbol/1377885408.html

El último que apague la luz dijo...

Lamentable. Aparte de "espídico", lo lógico sería "empujado", no "empujando".