jueves, 9 de septiembre de 2010

Brain trust (/breɪntrʌst/)


De “brain” (“cerebro”) y “trust” (“tener confianza en”), se trata de un término utilizado para definir un grupo de asesores, normalmente cercanos a una figura política, valorados por su pericia en algún campo en particular. Su origen se sitúa en el grupo de consejeros de Franklin Roosevelt durante su mandato, aunque en la actualidad las connotaciones se han extendido a cualquier grupo de adjuntos, sea o no en el ámbito de (perdón, a nivel de) la política. En castellano tenemos las expresiones “equipo de confianza” o, más recientemente, “comité de sabios”, pero Quino Petit, autor del artículo “La vida animada de Pixar”, aparecido en El País Semanal del 11 de julio de 2010, prefiere utilizar directamente el término inglés.

No hay comentarios: