lunes, 5 de julio de 2010

Escenario


Evidentemente, no me refiero al sentido que se da comúnmente a esta palabra, en sus derivaciones del latín “scenarium” (parte del teatro construida y dispuesta convenientemente para que en ella se puedan colocar las decoraciones y representar las obras dramáticas o cualquier otro espectáculo teatral; en el cine, lugar donde se desarrolla cada escena de la película; lugar en que ocurre o se desarrolla un suceso; conjunto de circunstancias que rodean a una persona o un suceso; “el escenario del crimen”), sino a las adaptaciones del inglés “scenario” /sɪ'nɑ:rɪəʊ/ (ojo, no de “scenery” /'sɪ:nərɪ/: “paisaje”, “decorado”) que, además de “argumento” o “guión”, significa “perspectiva”, “posibilidad”, “situación”, “coyuntura”, “contexto”, “entorno”, “ambiente” o “panorama”. Así, tenemos expresiones como “el mejor/peor escenario posible” (best/worst-case scenario), “escenario de fuego” (fire scenario; ¡para qué traducir “fire” por “incendio”! Como siempre, optando por la traducción más inteligente posible), “describa su escenario de ahorro” (describe your saving scenario), “escenario negocial” (business scenario; ¡muy bueno, lo de negocial!)
También es anglicismo utilizar esta voz en lugar de “guión”, “argumento”, “esquema”, “borrador”, “escrito de primera intención”, “esbozo u original del rodaje de una película en el que se describen escenas y personajes”. Sí es correcta la palabra “escenario” para hacer referencia al lugar en el que se desarrolla una acción o suceso: “La policía llegó al escenario del crimen”.

No hay comentarios: