lunes, 12 de abril de 2010

Disposable



En este caso no es una adaptación, sino una utilización directa del inglés “disposable” (/dɪ'spəʊzəbəl/). Objetos como cámaras, cuchillas de afeitar, cubiertos y demás están dejando de ser “desechables” o “de usar y tirar” para convertirse en “disposables”, a imagen y semejanza de los cerebros de quienes se empeñan en utilizar estos barbarismos (incluso haciendo extraños juegos de palabras, como en «pañales para niños “disposables”»). También es común en Hispanoamérica el uso del adjetivo “descartable”, no con el significado usual de ‘que puede o debe ser descartado o excluido’, sino como sinónimo de “desechable”; se trata de un término aceptado por la RAE, pero tiene un tufillo a “discard” /dɪs'kɑ:d/ (“deshacerse de”, “desechar”, “descartar”, “desembarazarse de”) que no me gusta nada. Luego están los chicos de Investigar 11S que lo confunden todo y mezclan “disposable” con “desechable” y con “dispensable” (que se puede dispensar, es decir, eximir o absolver”) para terminar utilizando esta última palabra con el significado de las anteriores.

No hay comentarios: