lunes, 25 de enero de 2010

Dandi



Esta palabra podría funcionar como símil de cómo muchas veces el espanglish y los calcos se utilizan de manera ignorante con el único objetivo de aparentar lo que no se es, llegando en ocasiones a conseguir que esa ignorancia impregne a toda la sociedad. Lo que en inglés (“dandy” /'dændi/) es un término más bien peyorativo que se aproxima a petimetre (del francés “petit-maître”: ‘persona que se preocupa mucho de su compostura y de seguir las modas’) o “lechuguino” (‘hombre joven que se compone mucho y sigue rigurosamente la moda’), aquí lo convertimos en algo favorable, tal como lo recoge el DRAE (‘hombre que se distingue por su extremada elegancia y buen tono’).
El origen etimológico del vocablo es desconocido. Se ha especulado con dos posibles procedencias de la palabra, ninguna de ellas clara ni convincente: Jack Dandy, individuo de la frontera entre Inglaterra y Escocia que en las fiestas vestía de forma estrafalaria; o diminutivo de Andrew, quizá por alguna persona con ese nombre que destacara por su forma de vestir.
Su plural es “dandis”. Debe evitarse en español el uso del plural inglés “dandies”, así como el de la forma “dandys”, que no es ni inglesa ni española. El sustantivo correspondiente es “dandismo”, no “dandysmo”.

1 comentario:

"S" de Santi dijo...

Los que dicen en castellano que "dandy" no es peyorativo, es porque no han olido la colonia: "Barón Dandy" es el peor invento "perfumístico" de la historia, puaj!!!!!!!!