miércoles, 14 de octubre de 2009

Cuello blanco o azul



En inglés existen los modismos metafóricos “white-collar worker” (/waɪt'kɒlə(r)'w3:kə(r)/) y “blue-collar worker” (/blu:'kɒlə(r)'w3:kə(r)/), referidos respectivamente a los “trabajadores de oficina” (sean del nivel que sean) —dado que tradicionalmente solían llevar camisa blanca— y a los “obreros” o “trabajadores manuales”, puesto que habitualmente han utilizado mono de trabajo de color azul. Para algunos virtuosos del lenguaje, nuestros equivalentes castellanos son demasiado simples, por lo que han optado por utilizar los esperpentos “trabajadores de cuello blanco” y “trabajadores de cuello azul”, con la salvedad de que cuando hablan de los primeros se refieren sólo a los directivos y ejecutivos y, cuando hablan de los segundos, a cualquiera que esté por debajo, aunque no realice labores manuales; el clasismo burgués llevado al espanglish.
Como si fuera otro oficio más, también se habla de “blue-collar crime” (/blu:'kɒlə(r)kraɪm/) —los delitos menos sofisticados como robos o hurtos— y “white-collar crime” (/waɪt'kɒlə(r)kraɪm/) —estafas, corrupción, sobornos, amaños contables—.
Por otro lado, no considero estrictamente necesario trasladar al español la costumbre anglosajona de agrupar a los trabajadores según el teórico color del cuello de su camisa. No obstante, siguiendo nuestra actual deriva, no tardaremos en oír hablar de “trabajadores de cuello rosa” (“pink-collar worker” /pɪŋk'kɒlə(r)'w3:kə(r)/) para designar a los dedicados a tareas de sanidad y educación, y “trabajadores de cuello verde” (“green-collar worker” /gri:n'kɒlə(r)'w3:kə(r)/) para referirse a quienes trabajan en cuestiones relacionadas con la sostenibilidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que no, que los ejecutivos y directivos no son trabajadores de cuelo blanco. A esta categoría pertenecerían los curritos que hacen trabajos de gestión como contables, administrativos, etc.