lunes, 8 de junio de 2009

Casual


En castellano significa “fortuito”, “accidental”, “imprevisto”, “impensado”, “inopinado”, “aleatorio”, “inesperado”, “azaroso”, “imprevisible”, “providencial”, “ocasional”, “esporádico”, “incidental”, “adventicio”, “circunstancial”, “inconsecuente”, “eventual”, “contingente”, “infrecuente”, “nuevo”; pero como en inglés, además de lo antedicho, también significa “informal”, referido tanto a una conversación como al vestuario, los nunca bien ponderados innovadores del lenguaje, a la hora de indicar a una persona cuál es el vestuario más apropiado para un acto, escriben “vestir casual” o “ropa casual” (unas veces pronunciado “casual” y otras “cásual”) en vez de “vestuario informal”. Hasta ahora se utilizaba la expresión “de sport”, pero se ve que no era lo suficientemente zafia (también hay quien se empeña en llamar “sportswear” /'spɔ:tsweə(r)/ a la ropa de deporte). Además, siguiendo con nuestra obsesión de imitar todo lo proveniente de EE. UU. (obesidad, xenofobia y fundamentalismo incluidos), en muchas empresas se ha instaurado el “casual day” (/'kæʒjʊəldeɪ/), es decir, un día, normalmente los viernes, en el cual se puede acudir al trabajo con un vestuario más informal de lo habitual.

No hay comentarios: