jueves, 21 de mayo de 2009

Bullying (/'bʊliɪŋ/)


Junto con mobbing (que muchos pronuncian “moving” /ˈmuːvɪŋ/, ya sea por influencia de la canción de Macaco o no), es una palabra desgraciada y doblemente de moda (por el mal uso del lenguaje y, sobre todo, por quienes lo sufren), derivada del término “bully” /'bʊlɪ/ (“abusón”, “matón”, “peleón” o, como verbo, “intimidar”). Sin embargo, en castellano tenemos palabras perfectamente aplicables a la actitud de esos cobardes matones imberbes, como “acoso escolar”, “hostigamiento escolar”, “acoso moral”, “intimidación” o “abuso”, salvo para el Diario de León, donde prefieren la alternativa “bouling”, o el canal de televisión Cuatro, donde lo confunden con “buying”.

No hay comentarios: