martes, 19 de mayo de 2009

Bufé


Del francés “buffet” (/byfɛ/), originariamente hacía referencia al “aparador” sobre el que se pone la comida para ser servida al público, para después ampliarse el significado a la comida dispuesta junto con su cubertería sobre un mueble para que los comensales se sirvan ellos mismos. A la hora de redactar sus definiciones, la RAE también ha incluido la adaptación que el inglés ha hecho de este término (“cantina”, “cafetería”, “coche-restaurante”, “bar”): ‘comida, por lo general nocturna, compuesta de platos calientes y fríos, con que se cubre de una vez la mesa’; ‘mesa o conjunto de mesas donde, en reuniones o espectáculos públicos, se ofrecen estos platos’; ‘en estaciones de ferrocarriles y otros sitios, local para tomar refacción ligera’.
También hay quien lo escribe “buffett”, posiblemente como homenaje al conocido inversor, empresario y filántropo estadounidense, de nombre Warren, e incluso quien se hace un lío entre el “bufé” y el “bufete” de abogados, algo natural si se tiene en cuenta que este último (‘estudio o despacho de un abogado’) tiene su origen en el mismo vocablo francés.
Aviso para los amantes de la lengua del Imperio: lo que aquí llamamos “bufé”, allí lo llaman “all-you-can-eat” (algo así como “come todo lo que puedas”) o “self-service” /ˌself'sɜ:vɪs/ (si nos atenemos al sentido de ‘comida dispuesta junto con su cubertería sobre un mueble para que los comensales se sirvan ellos mismos’). Este problema no lo tienen en algunos países hispanoamericanos como Argentina, donde lo denominan “diente libre” o “tenedor libre”, del mismo modo que a la “barra libre” la denominan “canilla libre”.

No hay comentarios: