lunes, 20 de abril de 2009

Book / Press book



Claudia Schiffer, Naomi Campbell, etc. triunfaron gracias a su belleza y a su elegancia, pero sobre todo gracias al hecho de tener un “book” /bʊk/ con sus fotos como tarjeta de presentación para diseñadores y fotógrafos. Dudo mucho que hubiesen llegado muy lejos si sólo hubieran tenido un “libro” o “álbum”. Del mismo modo, una compañera de trabajo prepara estupendos “books” con muestras de nuestros proyectos, los cuales seguramente fracasarían estrepitosamente si los presentáramos en vulgares “muestrarios”.
Me imagino que de la misma familia será el término “booker”, que en inglés se refiere a quien contrata a una persona o a una compañía para que lleven a cabo una actuación, pero que ahora en espanglish define a un “cazatalentos” o “asesor” que se dedica a examinar “books” de modelos para después ocuparse de su agenda y velar por su imagen.

No hay comentarios: